Letra de Reflexión bajo un flexo de Arma Blanca
Letras de canciones
Artista / Banda: # A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Buscar:


Letras de canciones >> Letras de Arma Blanca >> Reflexión bajo un flexo >> Reflexión bajo un flexo

Rating: 2.2/5 (5 votos en total)

Reflexión bajo un flexo

Arma Blanca





Sí, es Arma Blanca. Ya, reflexión bajo un flexo. MC's, dejad de llorar cuando la cuestión es mejorar. ¿A qué venís? Sólo tenemos un dios a quien adorar, Hip-Hop se llama.

Tan sólo deja tu imaginación volar en la oscuridad. Yo vine a orar entre las horas, más hojas serán mis cómplices. Gente que explora bajo un flexo matice, soy ese artífice, mi fé es la hélice. Forzar motrices impulsa mis lápices, maldicen a mi CD; aprendices no harán que aterrices, agonicen. No MC, no he de ceder a tu merced, sólo encender éste cedmen que se mece para estremecer. Dejad que me deslice como un lince en ésta superficie, otro enlace que crece bajo una luz. Mi puesto a vergel amenaza a mi amanecer, con éste gen ajeno a lo que se rije, al margen de imágen que exije. Sólo imaginen poesías que toman formas que me definen. 

En fín, una lámpara ámbar; palabras para dar a cada parrafada su feeling. El tiempo se para, sólo el espacio nos separa. No tengo textos fuera de contextos, presto mi atención a un presupuesto, y a los que siempre supuesto, mantienen sin vivir de esto. ¿Te escondes bajo máscaras? Más cara las cáscaras que dejen resto. Nuevas casillas, avanzo bajo bombillas desde esta silla; sí, ya brilla. Raps que os acribillan, no veo un listón. Estoy listo, mi reflexión bajo éste flexo pasa por taquilla. Es mi poder de disuasión, acción por la que os conquisto. A veces preso del exceso, por eso no hay proceso de crear, no ceso. Instisto emsisto, to' lo que escriba ya estará visto, no por ello hecho un mixto. Artista sólo abolista,
sólo tenso este arte, y pienso dejar impreso un verso a cada vista.

Es la voz del silencio y se escucha en mi habitación. Es la herencia del tiempo y tiemblo con cada canción. Es la oración en el templo, un beso y una traición. Es reflexión bajo un flexo, presos de una obsesión.

Es la voz del silencio y se escucha en mi habitación. Es la herencia del tiempo y tiemblo con cada canción. Es la oración en el templo, un beso y una traición. Es reflexión bajo un flexo, presos de una obsesión.

Es bajo un flexo, en forma de versos, cuando nace mi creatividad; fruto de hallar en un papel mi vía de escape de la realidad. Es mínima libertad para encontrarme a mí mismo, y olvidar que mi vida está unida al imperialismo. Aquí soy el seísmo que llega a vuestros cimientos. Soy la roca inmune a la erosión de vuestro agua y viento. Aquí el tiempo se detiene, retrocede o avanza según decido, a ritmo de latidos traducidos en versos medidos. Son aullidos que hullen del olvido y del silencio, aquí nada es ficticio, todo aconteció entre edificios, donde influencias evito cuando recopilo indicios. Luego medito y con escritos emito juicios, oficio que nació por intuición a la izquierda de mi tórax. 

Aunque no se aprecie ahí fuera, aquí dentro, mis ojos lloran por temor a que el mundo laboral me robe las horas necesarias para llevar mi calma a tu temporal. Aún sin apenas mejora, mi moral continúa intacta, cada día salud me rapta, de esos mi rescate pacta. No me harta pernoctar para hallar respuestas exactas, y así no hacer nada de lo que me tema retractar. Me dedico a recolectar verdad, derrotas y a juntar los trozos en busca de esa perfección que hoy rozo. Aquí no hay tiempo para esbozos, no hay tropiezos por bostezos. Si dios existe, es el Hip-Hop, y en ésta capilla le rezo.

Es la voz del silencio y se escucha en mi habitación. Es la herencia del tiempo y tiemblo con cada canción. Es la oración en el templo, un beso y una traición. Es reflexión bajo un flexo, presos de una obsesión.

Es la voz del silencio y se escucha en mi habitación. Es la herencia del tiempo y tiemblo con cada canción. Es la oración en el templo, un beso y una traición. Es reflexión bajo un flexo, presos de una obsesión.

Es mi dolor más amargo, como un puñal en mi pecho; entre caminos estrechos, una señal al acecho cegó mis ojos. Exijo respuesta y no relucen, son cruces que tú también ves. ¿Conoces bien mis luces? Serio el iluso, vivo confuso en un cielo difuso,
y no hay fusión, sólo discursos vacíos y sin recursos. Acaricio aquella flor con espinas y duele tanto, tu manto cubre el cielo y veo imágenes de espanto. Imaginen despertar y que su mundo esté vacío, estar en éste infierno y siempre sintiendo el frío. Alcanzar las estrellas, danzar y caer a las tinieblas, por eso ya no hablas vivo con mis propias tablas. 

Tallé mis mandamientos allí, voy por el sexto; detesto y exporto éstas ideas sin pretexto. Es perdido en la espiral, mira mis pasos con escolta, te acompaño de un sonido inmortal. Soy luz oculta entre nubes, sé que no me ves, pero yo siempre estuve. Escuché y algo retuve, mi rueda nunca detuve. Detrás de mis pasos, verás la huella del fracaso que causó algún grave caso. Pero yo nunca me canso de fluir entre humo denso, pensando en mis versos; son mis besos contra mi odio, y yo salgo ileso. Son deseos y trofeos
que poseo en mi interior. ¿Qué son? Ataques aéreos contra este imperio con rap serio.

Es la voz del silencio y se escucha en mi habitación. Es la herencia del tiempo y tiemblo con cada canción. Es la oración en el templo, un beso y una traición. Es reflexión bajo un flexo, presos de una obsesión.

Es la voz del silencio y se escucha en mi habitación. Es la herencia del tiempo y tiemblo con cada canción. Es la oración en el templo, un beso y una traición. Es reflexión bajo un flexo, presos de una obsesión.



Escribir comentarios:
Para escribir un comentario, es necesario estar registrado. Si ya tienes una cuenta, tienes que loguearte.