Letra de Qué me pasará en la boca de Frank T
Letras de canciones
Artista / Banda: # A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Buscar:


Letras de canciones >> Letras de Frank T >> 90 kilos >> Qué me pasará en la boca

Rating: 2.2/5 (6 votos en total)

Qué me pasará en la boca

Frank T





Si hay humor, si hay salsa, si hay gracia o salero,
dime por qué, portero, pones cara de pero. Tú te crees que yo la quiero, tienes que enseñar dinero,
semblante robadero y aparenta mi trasero. Mira mi chupa, ésta es mas cara que tú. Tengo colegas que consiguen gratis máscaras bantú, así es que ¡bu!. Crees que entraría a tu tienda al tuntún, a robarte, yo a robarte una lata de atún. 

Tengo pinta de recién llegao en patera según vos,
dígaselo a los polis que he venido yo a atracarte.
Tendrás que relajarte y no tanto preocuparte, que si no sabe español, cómo podrás comunicarte. Rompa el hielo, vamos, pregúnteme, que es lo que deseaba usted. Y no pregunte en inglés 'what do you want?'. Vaya por Dios, al final lo ha hecho, y con delirios de grandeza. 

Éste me mira con firmeza, y reza para que no parezca un ignorante más y él a mí me pueda atender. Así me pueda atender, de repente yo le digo lo que quiero con perfecto castellano, y su gepeto se le queda como plano. Jesús, qué bien habla usted, de dónde es usted, ¿cómo puede usted hablar castellano así de bien? Normalmente uno de color siempre habla con mucho acento. Ahora sí le ofendió, perdone usted, lo siento.

Qué me pasará en la boca, por qué yo hablaré así,
será porque llevo mucho tiempo aquí. Por qué siempre que algo digo bien todo el mundo se extraña, ¿no hay hombres de color que hablen así en España?. Qué me pasará en la boca, por qué yo hablaré así, será porque llevo mucho tiempo aquí. Por qué siempre que algo digo bien todo el mundo se extraña, ¿no hay hombres de color que hablen así en España?. 

Ésta noche no hay coche, hay que pillarse el búho. Aunque bueno, a ver, a ver, pillo un tekki. Por fín me coge uno y me pregunta dónde voy, y le contesto a Torrejón, y el contador lo pone en ON.
Cuando pasa dos minutos, en el teke apalancao,
él me pregunta qué tal yo me lo he pasao. Digo: 'bien, normal, tampoco ha habido algo especial'. Entonces se percata de que hay algo inusual; los cuentos, historias ficticias ahora tienen forma humana. Y en mil añicos tópicos se rajan, no encajan en conceptos de cerebros tan pequeños. 

Me mira como si yo fuese un coche de diseño, sus ojos no se apartan de mí en el retrovisor. Cómo es posible que pueda hablar así un hombre de color, si habla mejor que yo. Sé que eso dice en su interior. Si quedaba alguna duda, empieza una conversación, me pregunta sobre cosas sin sentido; sobre aquello, sobre lo otro, y así analizar mi acentuación. Le contesto siempre a éstas con educación, esperando a que formule la pregunta del millón. 

Jesus, qué bien habla usted, de dónde es usted, cómo puede usted hablar en castellano así de bien. Normalmente uno de color siempre habla con mucho acento. Ahora sí le ofendió, perdone usted, lo siento.

Qué me pasará en la boca, por qué yo hablaré así,
será porque llevo mucho tiempo aquí. Por qué siempre que algo digo bien todo el mundo se extraña, ¿no hay hombres de color que hablen así en España?. Qué me pasará en la boca, por qué yo hablaré así, será porque llevo mucho tiempo aquí. Por qué siempre que algo digo bien todo el mundo se extraña, ¿no hay hombres de color que hablen así en España?. 

Estoy perdido en la ciudad. ¿Sabes? No sé cómo llegar, y no quiero preguntar, aunque tendré que preguntar. Muchos pasan de largo, lo hacen hasta sin mirarme, aunque bueno, siempre hay alguien bueno dispuesto a ayudarme. Alguien que no piense que soy de los que te roban, o tal vez un camello, sí, de los que venden droga. Y dispuesto a indicarme bien cuál es la dirección, amablemente él me explica, amablemente él me indica. Perfecto, además me hace llegar por un atajo, de hecho el sitio en cuestión es la oficina de un trabajo. 

El test que ellos me hicieron por telefono gustó,
mi actitud les encantó, suficiente les bastó. Ya estoy en la oficina y me preguntan quién soy;
soy el del teléfono, el que ha aprobado el test.
De repente las cosas, los suspiros y susurros tienen forma, aquí no contratan negros por norma.
Me hacen entrar en el despacho del jezafo, y preguntan si realmente soy yo el del teléfono.
Contesto. 

Pero bueno, hombre, qué es esto, ¿una broma?. ¿Qué creéis, que cuando hablo es otro tipo el que me dobla? Me dice: 'Le comprendo, hombre, no se ponga así. No sé si contratarle, es que ésto es nuevo para mí. Normalmente uno de color habla con mucho acento. Ahora sí le ofendió, perdone usted, lo siento.

Qué me pasará en la boca, por qué yo hablaré así,
será porque llevo mucho tiempo aquí. Por qué siempre que algo digo bien todo el mundo se extraña, ¿no hay hombres de color que hablen así en España?. Qué me pasará en la boca, por qué yo hablaré así, será porque llevo mucho tiempo aquí. Por qué siempre que algo digo bien todo el mundo se extraña, ¿no hay hombres de color que hablen así en España?.



Escribir comentarios:
Para escribir un comentario, es necesario estar registrado. Si ya tienes una cuenta, tienes que loguearte.